En la vida como en la fotografía
siempre queremos recordar lo que nos es
familiar y reconfortante.

Cuando ves una foto y la sientes tan cercana, cotidiana y simple que pudieras llegar a imaginar que estuviste ahí.

Creo que cada persona tiene una historia y una razón por la que está en dónde está.

Su historia con sus altos, bajos e imperfecciones es hermosa y tiene mucho que demostrar.

Retratos íntimos y etéreos que invocan la nostalgia este deseo de apreciación por lo más simple y cotidiano.

Tomo fotos con el propósito de que te veas reflejad@ en ellas.

Que dejes a tu mente soñar con lo que podría ser. Tal vez esta sea la foto que tus nietos vean cuando quieran saber más de tu historia.

curso de fotografía 

antología del ahora

Curso de fotografía básico. No es necesario conocimientos previos, lo único que necesitas es tu cámara y mucha disposición para aprender y explorar.